La mejor manera de apreciar una Posproducción de sonido cinematográfico y su Diseño de sonido es escuchando al completo el trabajo sonoro dentro del contexto de la obra.

Cuando se fracciona y se eligen momentos espectaculares para hacer una bobina de diseño de sonido, se corre el riesgo de que parezca una demo de una librería de efectos. Se pierde el ritmo, el concepto y la emoción original de la obra para la que se creó.

Lamentablemente no puedo incluir gran parte de los trabajos a causa de las limitaciones de derechos de autor pero muchos de ellos se pueden encontrar en las plataformas de streaming más conocidas.

Si quieres conocer mi filmografía actualizada puedes visitar mi perfil de IMDb o un resumen en: SOBRE MÍ

CINE

PUBLICIDAD